Calculo de fletes

Recomendaciones para el cálculo de fletes en el manejo de cargas por vía aérea y marítima.

Vía Aérea

Para calcular las tarifas a aplicarse se debe conocer el peso y las medidas de cada uno de los componentes de la carga. La cantidad de carga que puede ser estibada en un avión está limitada por el peso y el volumen de la misma.
Las cargas pequeñas pero pesadas tenderán a alcanzar el límite de peso del avión antes de alcanzar el límite de volumen, lo que resulta en una capacidad de volumen no vendida.
Es por ello que se debe establecer si el peso del embarque a considerar es el peso bruto, si es una carga pequeña y pesada, o el peso volumétrico, si es una carga liviana y voluminosa.
El peso bruto es el peso de la carga que incluye el embalaje. Es usado cuando la carga es pesada en relación a su volumen, por ejemplo: metales, herramientas, maquinarias, etc. Este tipo de carga se llama de alta densidad. La carga de alta densidad es aquella que pesa más de 1 kilogramo por 6.000 cm3.

En el caso de carga voluminosa en relación a su peso, tal como por ejemplo ropa, el peso a considerar será establecido sobre la base de su volumen en lugar de su peso. El peso volumétrico será calculado y usado como el “peso a cobrar”. El peso volumétrico será calculado y usado como el peso a considerar. Este tipo de carga se denomina carga de baja densidad.
La carga de baja densidad es aquella que pesa menos de 1 kilogramo por 6.000 cm3. El cálculo del peso a considerar se realiza de la siguiente forma:

Si un cajón pesa 30 Kg. de peso bruto y mide 130 x 50 x 70 cms., para poder hallar el peso volumétrico, se multiplica cada una de estas dimensiones y se divide por 6.000 cm3.
1 ton = 6 m3

Cómo debe aplicarse el peso bruto o el peso volumétrico: el que resulte mayor, para este caso se toma como peso a considerar el volumétrico de 76 Kgs., ya que es mayor que el peso bruto de 30 Kgs.
Vía Marítima
Equivalencias

A los efectos de liquidación de los fletes, en el modo marítimo la relación entre peso y volumen es de 1 a 1. Es decir una tonelada es equivalente a 1 metro cúbico.

(FI) Free In
  Carga por cuenta de la carga
(FO) Free Out
  Descarga por cuenta de la carga
(LT) Line Terms
  Carga y descarga por el buque
(FILO) Free In Liner Out
  Carga por cuenta de la carga
  Descarga por el buque
(LIFO) Liner In Free Out
  Carga por el buque
  Descarga por cuenta de la carga
Diversidad tarifaria

En los últimos tiempos la clásica estructura tarifaria de los buques de líneas regulares, seguida por los armadores y mantenida por las regulaciones de conferencias fueron modificándose, dando lugar a nuevas formas de negociación y esquemas. Es posible negociar, en todos los tráficos, tarifas por contenedor completo. En este caso, las mismas se denominan “box rates” y están todos los costos de subida a bordo y estiba.

El término All in especifica que todos los costos de la expedición marítima están incluidos en el flete. Estos son el recargo por combustible y el alquiler del contenedor.

Este alquiler se limita a unos pocos días antes de la carga a buque y, generalmente, a cinco días luego de la descarga del buque en destino.

Dependiendo del origen o destino, los gastos de tierra, comúnmente denominados Terminal Handling Charge, corren por cuenta de la cara.
Modalidad de contratación de los fletes

En los buques de línea regular, por regla general, los fletes son negociados en condiciones llamadas “Liner terms” o términos de línea. Esto incluye la mano de estiba tanto en muelle como en bodega, desde el gancho y hasta el mismo en destino. A partir de allí, la carga deberá pagar los servicios de estiba de tierra.
 Terminal Handling Charge

Manejo de la carga o contenedor. Valor por tonelada, metro cúbico o por contenedor.
Tasas a las cargas
Valor por tonelada de peso bruto de mercadería.
Manipuleo de contenedor vacío
Recepción o entrega de la unidad vacía en la terminal.
 Manejo de documentación

Por B/L o HB/L









FACTORES QUE INTREVIENEN EN LA FIJACION DE UN FLETE


  1. Naturaleza del producto.
  2. Tonelaje que ha de transportarse.
  3. Disponibilidad de la carga.
  4. Posibilidad de robo.
  5. Posibilidad de daño.
  6. Valor de la mercancia.
  7. Tipo de embalaje.
  8. Estiba.
  9. Relación peso-medida.
  10. Peso excesivo.
  11. Largo excesivo.
  12. Competencia de productos de otras fuentes de abastecimiento.
  13. Cargas por vías alternas.
  14. Competencias con otros transportistas.
  15. Costos directos de operación.
  16. Distancias entre puertos.
  17. Costos de manipulación de la carga.
  18. Uso de ayudantes.
  19. Necesidades de entregas o servicios especiales.
  20. Cargos fijos en determinadas etapas del transporte.
  21. Seguros.
  22. Instalaciones portuarias.
  23. Reglamentaciones portuarias.
  24. Cobros y derechos de puertos.
  25. Derechos de canales.
  26. Localización de puertos.
  27. Posibilidad con contar con carga de regreso.